El Servicio del Vino


Cuándo servir los vinos
Aunque parezca una obviedad, los vinos se sirven antes de que lleguen a la mesa los platos que deben acompañar.

Hasta dónde servir la copa
Nunca servir los vinos tintos más de 2/3 de la copa, algo por debajo del límite del ecuador del cáliz (mitad del globo).En los vinos blancos, es conveniente completar aún menos la copa, ya que toman temperatura apenas servidos.

El orden en el servicio del vino
El servicio del vino debe seguir un orden progresivo, determinado por el servicio de platos y el menú elegido.
Generalmente, se comienza con vinos espumantes y blancos (secos), luego se pasa a los rosados, los tintos y, por último, los dulces.
La cantidad de vinos que se ofrecen está ligada a la importancia de la comida.

Recomendaciones generales
Los vinos se pueden sugerir en base al tipo de comida, la estación del año, presupuesto, gustos personales.
Servir los vinos en orden creciente: menos alcohólicos a más alcohólicos, secos a dulces, ligeros a complejos.
Los vinos blancos (en la mayoría de los casos) se sirven antes que los tintos, salvo excepciones. 
Los vinos livianos preceden a los robustos.
Un gran vino no se sirve nunca para toda una comida.